AUTOMOVIL PANAMERICANO


REPORTAJE DEL AUTOMOVIL SOLANA SERIE II-1998, EN LA REVISTA

"AUTOMOVIL PANAMERICANO" DEL MES DE SEPTIMEBRE 1998.

(Disponible desde Agosto 15 de 1998)

Solana 1998 (Javier y joaquín Solana)

Solana 1998 (Javier y joaquín Solana)

Pag. 64

Pag. 65

Bajo la dirección de Javier Solana, ha nacido un nuevo vehículo autobautizado como Deportivo Serie II, pero netamente modificado con respecto al modelo de ´96. Se tomó como base parte de la mecánica del Nissan Sakura, con un renovado diseño en chasis y carrocería.

SOLANA DEPORTIVO 1998 Lo primero que Javier Solana -diseñador y constructor de esta nueva pieza- hizo, fue revisar los dibujos que ya se tenían para poder hacer los cambios estructurales del nuevo proyecto. Primero se amplió un poco la cabina, mientras que la suspensión delantera presenta ahora los amortiguadores con coil over por la parte exterior del chasis. Además, se le adaptó una caja de 5 velocidades hacia adelante más reversa. Lo que más salta a la vista son las piezas de aluminio al natural con un acabado brillante tipo espejo y los remaches, mostrando un verdadero trabajo artesanal.

Del Nissan Sakura se utilizaron únicamente las mazas delanteras con freno de disco, mismas que se modificaron, ya que originalmente se componen de MacPherson. También se tomó el tanque de gasolina, el radiador -igualmente modificado- y el tren motriz.

La suspensión delantera consta de brazo inferior y horquillas tipo "A" de estructura tubular, con ball-joint, tanto en la maza como en el anclaje del chasis, por lo que es posible ajustar sin dificultad el cámber, el cáster y la convergencia. Los amortiguadores son de doble acción para competencia con resorte y coil over para su ajuste, de igual forma que a la dirección de cremallera se le adaptaron Ball-Joints.

El motor de 1800 c. c. con carburado de 2 gargantas procede del Sakura, al igual que la caja de 5 velocidades. Este propulsor se dejó tal cual viene de la fábrica, sin modificación alguna. Por el escaso peso del conjunto no es necesario "tocarlo" ya que con la máquina estándar supera los 190 Km/h., además de tener un arranque muy rápido por la relación del diferencial. Como innovación este modelo porta convertidor catalítico en la salida del escape, aunado a un silenciador tipo bala. Además, el encendido es electrónico, mismo que se adaptó al distribuidor pues no existe en el mercado para este tipo de motor.

El trabajo de diseño, forja, rolado y doblez del aluminio lo desempeñó Javier Solana con la ayuda de sus hijos Javier y Joaquín, tarea que se prolongó por un espacio mayor de 11 meses.

Una de las estructuras que tomó mayor tiempo en su elaboración fue la coraza del tablero de instrumentos, dado que se forjó de una sola pieza con la pestaña para acoger a los remaches que la unen a las dos secciones que van a todo lo largo entre el cofre y cabina. Esta coraza presenta un desarrollo geométrico muy pronunciado, por lo que se realizó con un perfecto ensamble y ajuste. La carrocería tiene en total 197 remaches visibles y 155 ocultos.

Tanto la instalación eléctrica como el arnés fueron hechos a la medida del auto y cabe mencionar, que consta de cableado para un equipo de vhf de radio comunicación y antena.

Los asientos, el túnel que cubre la caja y la flecha del cardán, así como los laterales interiores de la cabina, son todos de aluminio tapizados en color piel natural y, como remate, tiene en cada asiento un cinturón de seguridad o arnés de 4 puntos.

Como reconocimiento a una labor de este tipo, fue galardonado con el primer lugar en la categoría "C", para automóviles hechos a mano en el XII Gran Concurso Internacional de Elegancia para Automóviles de Colección, organizado por el Club Jaguar en Huixquilucan, Edo. de México.

Solana Deportivo 1998

ACCESO A LAS FOTOGRAFIAS


Roberto Montoro
Fotos: S. Barber